¿Cuál es la causa del conflicto?

El factor clave en la selección del método de resolución de conflictos más apropiado es definir la verdadera causa del conflicto.

Conflictos legales son raramente el origen de la controversia. A menudo la causa del conflicto es de naturaleza comercial, técnica o personal.

Posibles causas de un conflicto son, p. ej.:

  • Deterioración de las comunicaciones
  • Falta de aprecio y respeto
  • Cambio de las circunstancias económicas y comerciales
  • Discrepancia de conceptos jurídicos / cambio en la ley
  • Problemas técnicos/productos defectuosos
  • Visiones discrepantes de los hechos subyacentes
  • Impacto de terceros/fuerza mayor

Por ejemplo, si una disputa ha tenido por motivo la deterioración de las comunicaciones, tanto la mediación como la conciliación podrían ofrecer mayores probabilidades de obtener una solución satisfactoria. En contraste, si el conflicto ha tenido su origen en la discrepancia de conceptos jurídicos, entonces la litigación y el arbitraje serían usualmente las mejores opciones. Si el conflicto entre las partes se centra en torno a problemas técnicos, lo mejor será optar por una decisión de experto.