¿Cuáles son sus objetivos?

Al elegir el método de resolución de conflictos más adecuado, es importante, en cualquier conflicto que se trate, definir los objetivos personales.

Por ejemplo, posibles objetivos podrían ser:

  • Continuación de una relación existente (socios, negocio)
  • Una solución personalizada
  • Una solución rápida
  • Evasión de altos costos procesales
  • Ejecución de la sentencia
  • Disolución de una sociedad existente
  • Aclaración de una pregunta (legal)
  • Rápida protección frente a competidores (p.ej. derechos de propiedad intelectual)