Flexibilidad procesal

Los procedimientos judiciales en Alemania son principalmente regidos por las normas establecidas en el Código de Procedimiento Civil Alemán (“ZPO”) y la Ley Orgánica de Tribunales Alemana (“GVG”). Estas normas son exhaustivas y dejan muy poco a la discrecionalidad de las partes.

Los procedimientos de arbitraje en Alemania son también regulados por las normas de los artículos 1025 y siguientes del ZPO, y/o por las normas institucionales o ad-hoc. Sin embargo, los procedimientos arbitrales son flexibles. Esto, por cuanto la mayoría de las reglas institucionales y/o ad-hoc no son exhaustivas ni obligatorias, lo que permite a las partes definir y estructurar sus procedimientos. Por ejemplo, las partes pueden elegir sus árbitros, el lugar e idioma del arbitraje, el contenido y la estructura de la obtención de pruebas. Las únicas normas obligatorias que las partes no pueden derogar son aquellas que aseguran un trato justo y equitativo, el derecho a ser oído y el derecho a ser representado por un abogado, artículo 1042 ZPO.

Los procedimientos de mediación, conciliación y decisión de experto ofrecen el mayor grado de flexibilidad procesal. Depende totalmente de las partes el acordar el contenido y estructura de los procedimientos. Esto también se aplica a casos cuyos procedimientos son administrados por una institución. Las normas otorgadas por esas instituciones no son exhaustivas ni obligatorias, permitiendo a las partes y al mediador/conciliador/experto estructurar y conducir los procedimientos.